El jueves 17, antes del Micro Abierto, se reunió en la Sala Paco Cuadrado un numeroso grupo de ateneístas -casi veinte personas- en torno a la música: “personas que amáis la música y la practicáis tocando algún instrumento o cantando, no importa en qué nivel, y estáis interesadas en compartir esa afición”, decía la convocatoria.

La idea es crear un lugar de encuentro de gente aficionada a la música popular, en cualquiera de sus formas, y establecer colaboraciones para ensayar y tocar, cada cual con quien quiera.